Inicio ACTUALIDAD El barco de MSF atraca en Tarento y seguirá operaciones en el...

El barco de MSF atraca en Tarento y seguirá operaciones en el Mediterráneo

Roma, 4 ene. El barco Geo Barents, de Médicos sin Fronteras (MSF) con 85 personas a bordo, atracó hoy en el puerto de Tarento (Apulia, sur de Italia), donde llevará a cabo el primer desembarco autorizado en el marco de las nuevas férreas reglas sobre los rescate de las ONG aprobadas por el Gobierno italiano que preside la ultradrechista Giorgia Meloni.

“Hasta que se sustituyan nuestras operaciones, seguiremos interviniendo para evitar que las personas sean devueltas o se ahoguen: 25.000 han muerto desde 2014, 1.400 solo en el último año”, dijo el jefe de misión, Juan Matías Gil, a los medios tras la entrada de la nave en el puerto.

El Geo Barents viaja con 85 personas, 9 de ellos menores no acompañados, después de que la tripulación salvase a 41 migrantes en una única operación de rescate y de haber transbordado a otros 44 de un barco mercante que había realizado un salvamento durante el fin pasado de semana.

Las autoridades italianas, al contrario de lo que era habitual hasta ahora, concedieron de inmediato el puerto de Tarento para el desembarco, en el marco de la nueva política aprobada por el Gobierno en el que no se prohíbe salvar a los migrantes por parte de barcos humanitarios, pero con una reglamentación complica su tarea.

Italia autoriza ahora inmediatamente los desembarcos, lo que no permite a las naves humanitarias asistir a otras embarcaciones de migrantes, y desvía a los barcos a puertos por todo el territorio italiano, también en el centro-norte del país y no en el más cercana Sicilia, lo que hace que durante varios días las naves humanitarias estén fuera de la zona de rescate.

El decreto prevé la aplicación de un régimen de sanciones administrativas, en lugar de penales, y además podrá proceder a “la detención administrativa del buque (contra la cual se admite recurso) y, en caso de reincidencia de la conducta prohibida, su decomiso, precedido del embargo cautelar”.

“Descartamos la incautación del Geo Barents, no hay ninguna razón válida. Estamos gastando más dinero en abogados que en búsqueda y rescate. Es una paradoja, es ridículo. Estamos salvando vidas y consultamos a abogados para cuestionar cada medida, cada nueva norma, para ver si se ajusta a la legislación, incluida la internacional”, dijo Gil, que insistió en que la nueva normativa italiana “contradice el Derecho internacional”.

El jefe de misión de MSF aseguró que “las operaciones de rescate fueron solicitadas y coordinadas por las autoridades italianas. Por lo tanto, no hay motivo para el embargo ni para ningún tipo de sanción”.

Explicó que las condiciones de salud de los rescatados “son buenas, no hay urgencias médicas importantes” y que se les había “proporcionado información sobre cuáles son sus derechos”, facilitándoles la documentación para solicitar asilo.

Aunque no se ha especificado la cuantía de las multas, los medios locales calculan en 50.000 euros la sanción para los barcos y hasta 10.000 euros para el capitán y el propietario del buque si no facilitan la información requerida. EFE

mr/alf

Articulo AnteriorSeúl medita anular acuerdo de 2018 con Pionyang tras infiltración de drones
Artículo siguienteLos Mármoles de Elgin, del Partenón, pueden regresar a Grecia, según diario

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí