Inicio ACTUALIDAD Internet de las cosas: cómo funcionan las redes que permiten aumentar la...

Internet de las cosas: cómo funcionan las redes que permiten aumentar la productividad de las empresas

JC Marketing Inhouse
Conectividad para mejorar la producción (Crédito: Getty Images)

La Internet de las cosas (IoT) reúne tecnologías que brindan a las empresas y organismos, información en tiempo real y datos estadísticos necesarios para realizar gestiones comerciales en forma ágil y eficaz, automatizar procesos o planificar nuevas inversiones.

En este marco Telecom acompaña con su despliegue de redes de IoT soluciones basadas en las tecnologías de la información y la comunicación que aportan a sumar en la cadena de valor productiva reduciendo los costos de operación de las empresas.

Las Low Power Wide Area (LPWA) o redes de baja potencia, son las que se utilizan para soluciones de Internet de las cosas (IoT) permitiendo conectar una gran cantidad de sensores y dispositivos con un mayor alcance de cobertura y una mejor duración de la batería que otras opciones de conectividad.

Telecom ofrece dos tecnologías estandarizadas y licenciadas disponibles para aplicaciones en IoT: Narrow Band IoT (NB-IoT) y LTE for Machine Type Communication (LTE-M). Ambas difieren en términos de consumo de datos, demora en la transferencia de información, movilidad y cobertura. Lo que se debe considerar a la hora de decidir, es cuál de estas variables es la que más se adecúa a la necesidad que tiene el negocio.

Las redes NB-IoT son una elección ideal para soluciones estáticas que requieren una transmisión de datos limitada o esporádica. Se destaca para proyectos que necesitan una amplia área de cobertura ofreciendo mayor penetración ante obstáculos y edificios, otorgando una mejor recepción de señal en espacios cerrados o bajo tierra.

LTE-M es funcional para aquellos proyectos donde se requiere un rendimiento de datos ligeramente mayor, movilidad del dispositivo IoT y una latencia más baja, con una buena cobertura en edificios y un bajo consumo de energía.

La tecnología de redes NB-IoT y LTE-M permiten el ahorro de energía con modos de espera y reposo, actualizaciones de seguimiento periódicas y recepción esporádica de información, que garantizan una eficiencia energética óptima. En la práctica se utilizan baterías que aseguran años de uso sin recambio.

En cuanto a la eficacia de costos ambas redes tienen menores costos de operación y servicio dado que exigen un menor mantenimiento. Los dispositivos conectados pueden operar por años sin necesidad de acudir físicamente a su revisión.

Las redes de espectro licenciado se diferencian de otras tecnologías por cumplir los protocolos y medidas de seguridad aprobados por 3GPP el organismo internacional que rige los estándares de comunicación móvil.

Herramientas IoT que permiten controlar la actividad agrícola (Crédito: Getty Images)
Herramientas IoT que permiten controlar la actividad agrícola (Crédito: Getty Images)

Una de las preguntas más frecuentes sobre IoT o internet de las cosas es sobre su aplicación. Para comenzar estas redes son ideales para el metering lo que hace de la lectura de medidores inteligentes de gas, agua y electricidad una tarea sencilla ya que habilitando la transmisión de pequeñas cantidades de datos y conectando a medidores que se encuentren en sótanos de los edificios, se puede tener información en tiempo real.

Las redes NB-IoT y LTE-M permiten dar servicios de tracking como seguimiento de los envíos y monitoreo de flota, a través de sensores que requieren enviar pequeñas cantidades de datos optimizando la duración de las baterías y permitiendo conocer la ubicación de los activos a lo largo de todo el recorrido del proceso del envío.

Una de las novedades más disruptivas es la función de smartlighting que aporta soluciones de iluminación inteligente gestionada a través de las redes Low Power, supervisando la extensa red permitiendo el control ante posibles desperfectos como luces apagadas, lo que permite actuar en forma anticipada mejorando el uso de la energía y optimizando el mantenimiento.

Estas redes permiten acompañar la transformación de las industrias 4.0, como la posibilidad de controlar procesos industriales que afectan directamente la producción o la calidad, seguimiento de activos industriales, monitoreo de energía y trabajadores.

El aporte de esta tecnología a la actividad agrícola permite control de estaciones meteorológicas, control de temperatura ambiental, ventilación en galpones o establecimientos con animales y seguimiento de animales vivos.

Los beneficios de tener una red licenciada es la garantía de la calidad de servicio y menores interferencias con un mayor nivel de seguridad. Así mismo se aprovecha la infraestructura de red celular nacional existente asegurando una mejor cobertura.

Actualmente, Telecom tiene cobertura en todo el país para la tecnología LTE-M y respecto de NB-IoT la cobertura hoy ya está disponible en las principales capitales de provincias y se va activando gradualmente, en forma selectiva, en función de los proyectos que lo requieren y su pisada geográfica específica.

Articulo AnteriorVerano 2023: cuál es la propuesta gastronómica que se inaugura en Punta del Este
Artículo siguienteLa salvaje actitud de un grupo de jóvenes en Córdoba: los intentaron detener en un control policial y arrastraron a dos efectivos en el capot del auto

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí